26.6 C
Buenos Aires
lunes, noviembre 22, 2021
spot_img

Home Office, la difícil tarea de concentrarse

Tiempo de lectura: 4 minutos

PLK - Pablo Lopez Kazelian
home office

Lo más complicado que tiene adaptarse al Home Office es que tu cabeza sienta que realmente estas en el trabajo y sea tan productiva o mas que en la oficina.

Por eso tenemos que tener algunas cosas presentes que podrán ayudarte a lograr tus objetivos en esta etapa de Home Office:

1- Establecer un espacio de trabajo que le diga a tu cerebro que estás en el lugar donde debes trabajar.

Cuando trabajas en una oficina, la rutina diaria de estar listo y trasladarte le ayuda a tu cerebro a prepararse para el día. Cuando trabajas de forma remota, puedes crear activadores para «comenzar el día» que preparen tu cabeza para el trabajo de manera similar, como hacer ejercicio, leer las noticias o preparar café.

Un espacio de trabajo también puede ser clave. Si puedes sentarte y ser productivo en cualquier lugar, genial. Si necesitas más estructura, establecer un espacio de trabajo, ya sea una habitación separada, un escritorio completamente abastecido o simplemente una parte limpia de la mesa de la cocina, puede ayudar a decirle a tu cerebro que está en el lugar donde trabaja productivamente y sin distracción.

Acerca de las distracciones: son uno de los mayores desafíos de trabajar de forma remota. Para mantener tu cerebro en el modo correcto, evita realizar tareas no laborales durante tu tiempo de trabajo. Por ejemplo, programa una hora separada para lavar la ropa en lugar de hacerlo mientras terminas una presentación de trabajo.

2- Mantente motivado con una lista de tareas

Una simple lista de tareas puede hacer maravillas para mantenerte organizado, motivado y productivo mientras trabajas desde casa. A medida que creas tu lista, piensa en objetivos grandes a largo plazo, como terminar un proyecto, así como en objetivos pequeños, como completar tareas que conducen a ese gran objetivo. Marcar esos objetivos más pequeños te permite saber que estás progresando, lo que te brinda un refuerzo positivo durante todo el día. Y el trabajo se siente mucho más realizable cuando no se trata de una tarea gigante.

Escribe tu lista en lugar de tenerla solo en tu cabeza. Así, no tendrás que ocupar tu mente en recordar constantemente lo que tienes que hacer. Además, el placer de tachar tareas de tu lista puede ayudarte a mantenerte motivado.

Por lo general una Herramienta que suelo utilizar para trabajar y que es gratuita es Trello, me permite tener todos mis pendientes al dia y hacer trabajos en equipo, es bastante intuitivo en su uso.

3-Establece un horario para todo

PLK - Pablo Lopez Kazelian
home office

El trabajo remoto requiere un horario muy similar al de un trabajo típico de oficina, excepto que tú eres el único que se hace responsable. Eso no significa que todo tu día tenga que estar enteramente dedicado al trabajo (en realidad, es importante tomar descansos regulares para refrescarte mental, física y emocionalmente), solo que cualquier actividad no laboral también debe programarse.

Al crear tu horario, ten en cuenta los otros compromisos en tu vida y encuentra una rutina que también te permita ocuparte de ellos. Si practicas deportes o eres voluntario, programa un tiempo para realizar el trabajo antes o después de estas actividades.

Una vez que hayas establecido tu horario, hazlo visible para tus compañeros de trabajo con un calendario compartido. De esta manera, sabrán cuándo estás libre de reunirte y cuándo has bloqueado los horarios laborales y personales. También, es una buena idea asegurarte de que amigos y familiares entiendan tu horario y lo respeten. Establece límites y expectativas haciéndoles saber que trabajar de forma remota no significa que estés libre todo el tiempo.

Esta claro mama que no puedo ir al Supermercado ahora!!!! que este en casa no significa que no esté haciendo nada… ????

La herramienta predilecta para mi es Google, y los calendarios compartidos son lo maximo.

4- Crea un proceso de colaboración

Trabajar desde casa puede parecer una experiencia individual, pero generalmente implica interactuar con otros, ya sea reunirte con tu equipo, obtener tareas, tomar decisiones o dar y recibir comentarios. Por lo tanto, es importante configurar métodos de colaboración mientras trabajas de forma remota.

Hablar cara a cara puede ayudar a la colaboración, así que considera la videoconferencia para estos momentos. Hoy dia sobran aplicaciones de Videollamadas de todo tipo y clase.

Si bien el correo electrónico puede ser efectivo para tomar una decisión oficial o transmitir información, las bandejas de entrada pueden atascarse rápidamente. Si necesitas hacer una pregunta rápida o enviar una actualización rápida a tu equipo, las aplicaciones de chat como Google Hangouts o Skype, Zoom o WhatsApp entre otras son una buena alternativa al correo electrónico.

El brainstorming o las discusiones detalladas generalmente requieren de una reunión oficial. Hablar cara a cara a menudo puede ayudar a la colaboración, por lo que, para estos momentos, puedes considerar la videoconferencia. También es una excelente manera de tener contactos regulares con tu equipo. Esto puede ayudarte a estar al tanto de lo que otros están haciendo y, también, a que todos mantengan una relación que podría descuidarse por no compartir un lugar de trabajo.

 

Por Pablo Lopez Kazelian

Te puede interesar

Seguinos
- Advertisement -spot_img

Últimas Entradas

Translate »