17.3 C
Buenos Aires
sábado, junio 22, 2024
spot_img

Carta de Despedida…

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por medio de la presente, comunico mi decisión irrevocable de renunciar al cargo y/o vínculo que tenga con la empresa y el grupo en sí mismo, con efecto inmediato.

Esta decisión, sin duda, ha sido sumamente compleja, dado que dedicar una parte significativa de mi vida profesional al crecimiento y éxito de esta empresa fue un gran esfuerzo, claramente desperdiciado por las malas prácticas de un competidor que, irónicamente, se jacta de no incurrir en tales acciones.

Los recientes acontecimientos me han obligado a tomar este camino, debido a la profunda afectación a mi integridad personal y profesional. En el pasado, fui víctima de mis errores y malas compañías, lo cual me causó un daño considerable, no solo a nivel económico, sino también a mi reputación y honor.

Esta experiencia me llevó a reevaluar mis prioridades y valores, llegando a la conclusión de que no puedo continuar liderando y/o estando involucrado en una empresa afectada por decisiones que me expusieron frente a la ley, por las cuales, como es natural, pagué el precio y con creces. Aunque para esta sociedad, parece que no es suficiente y que el castigo debería ser eterno.

Es risible que más de uno de los involucrados, quienes cometieron tantas faltas morales y civiles en mi contra, ahora se atrevan a juzgarme desde el otro lado de la vereda. Sumando al encanto de la situación, me ha impresionado profundamente la forma en que un competidor en Argentina manejó magistralmente esta situación informativa con nuestro mayor socio de negocios.

Este competidor, siempre tan ético, utilizó información personal distribuyéndola ilegalmente para socavar mi relación de negocios y confianza con nuestro principal socio. ¿Por qué? Porque estaba haciendo mi trabajo, porque era un peligro ante su desempeño deficiente y mediocre.

Este comportamiento no solo ha demostrado un inspirador nivel de ingenio criminal contra mi persona, sino que también ha puesto en riesgo la reputación del Holding en su conjunto. Libero a nuestro principal socio de negocios y a nuestro Grupo de toda responsabilidad ante los delitos indicados en la Ley 25.326 que fueron cometidos por nuestro tan honorable competidor.

Considero que la conducta del competidor en este episodio es un brillante ejemplo de lo que significa pelear fuera del cuadrilátero. Por lo cual, espero que reciban con asombro cuando la devolución sea en las mismas instancias.

Quiero dejar claro que esta decisión no afecta en modo alguno mi inquebrantable compromiso con mi padre, el verdadero CEO del Grupo. Asumo toda la responsabilidad por mis errores y no tengo intención de permitir que él cargue con las consecuencias. Por lo tanto, no puedo, en buena conciencia, seguir siendo parte de esta organización.

En vista de lo anterior, me retiro para emprender un nuevo camino profesional. Nunca me faltó la capacidad para resurgir y prueba de ello está reflejada en esta situación. Seguramente los volveré a encontrar a muchos en una nueva aventura.

Quiero agradecer a todo el equipo que confió en mí, me ayudó a volver y no me juzgó por mi pasado o por los dichos. Quiero agradecer a la infinita cantidad de empresas (clientes/proveedores) que me abrieron sus puertas para que pueda regresar a este mercado, mi pasión. Les deseo a todos los miembros el mayor de los éxitos en sus futuros emprendimientos.

Atte. Pablo Lopez

Te puede interesar

Seguinos
- Advertisement -spot_img

Últimas Entradas

Translate »