8.4 C
Buenos Aires
domingo, junio 26, 2022
spot_img

Métodos de análisis y resolución de problemas.

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Tienes problemas? Es normal, todos los tenemos.

PLK - Pablo Lopez KazelianLos problemas son intrínsecos a la vida de las personas e intrínsecos a la vida de las organizaciones.

Un problema será aquella circunstancia no deseable, lesiva frente a nuestros intereses o frente a nuestros objetivos, pero en todo caso, tiene que ser algo solucionable, si no se puede solucionar, no es un problema y, también, tenemos que considerar que los problemas son oportunidades de aprendizaje y de mejora de las personas y de las organizaciones.

 

¿Cuáles son los problemas más habituales con los problemas?

Pues la ignorancia de que se están produciendo, la falta de análisis de las causas que lo producen y no acotar adecuadamente los límites para que esa circunstancia sea manejable a través de un plan de acción.

Podemos definir dos categorías. Los simples, es decir, una causa produce un efecto, a mayor intensidad de la causa, mayor intensidad del efecto; y aquellos complejos, en los que varias causas, generan uno o varios efectos. Los problemas complejos son difíciles de identificar y, en ocasiones, los efectos mismos retroalimentan a las causas.

Las mejores aptitudes para resolver los problemas se centran en la posición activa, en la proactividad. En la proactividad, que no significa que te gusten los problemas, sino que estás dispuesto a resolverlos, frente a una actitud negativa en la cual te dejas llevar por esos problemas o intentar ignorarlos.

Quiero introducir el concepto de riesgo.

PLK - Pablo Lopez KazelianRiesgo será un problema en estado larvario, y la definición de riesgo, dice que es un evento incierto que de producirse tiene un impacto positivo o negativo en nuestra persona o intereses o en nuestra organización.

Las características principales de los riesgos son: que son inciertos, que hay una probabilidad de que se produzcan, que de producirse tienen un impacto que se puede cuantificar sobre nuestros intereses o nuestros objetivos y que pueden ser repetidos, es decir, que pueden tener una frecuencia en la aparición.

Para la gestión de esos riesgos, lo que se hace habitualmente, es una identificación previa, un análisis cualitativo, es decir, analizar la probabilidad y el impacto que generará y, luego, un análisis cuantitativo, lo cual significa, ponderar numéricamente el impacto de ese riesgo.

La gestión de esos riesgos se hace mediante un plan de acción y quiero comentaros los tres tipos más habituales de resolución de problemas.

El estilo práctico, que es pragmático y frente a un problema, sin sentimentalismo: resuelve directamente el problema. Imagínate el caso del nudo gordiano, cuando lo resolvió Alejandro Magno cortándolo con la espada.

Hay otro estilo, que es creativo, en el cual acudes al pensamiento, a la imaginación, al pensamiento lateral, a la resolución buscando soluciones nuevas y a la creatividad, como hemos dicho.

Y, por otra parte, hay un método analítico, que es un método lógico, que se basa en la elaboración de preguntas y la búsqueda de las mejores respuestas, que sigue unos pasos, unos pasos básicos, que son: identificar el problema, analizar las causas, buscar las mejores soluciones, planificar la implementación de esas soluciones, implementar las soluciones y evaluar los resultados.

Este es el método que vamos a analizar posteriormente.

Para finalizar, lo importante es corregir los efectos cuando se ha detectado un problema, prevenir que vuelva a ocurrir, analizar las causas y no focalizar en las personas, no buscar culpables, buscar las causas y solucionarlas.

Por Pablo López Kazelian

Te puede interesar

Seguinos
- Advertisement -spot_img

Últimas Entradas

Translate »