Mantenimiento del sistema operativo

PLK - Pablo Lopez Kazelian

Importancia del mantenimiento y causas de problemas frecuentes.

La resolución de problemas en la era digital.

El trabajo en esta era digital en la que nos encontramos, nos hace afrontar una serie de cuestiones que pueden ir desde problemas organizativos y de actitud hasta problemas relacionados con las herramientas de trabajo que utilizamos, por lo que hay que saber todas las herramientas que tenemos como profesionales digitales para poder solucionarlos.

Uno de los problemas más comunes que nos trae esta nueva forma de trabajar tiene que ver con el mantenimiento del sistema operativo del equipo que utilizamos. Tenemos que conocer las herramientas y acciones que tenemos en nuestra mano para que nuestra herramienta de trabajo esté actualizada en la medida de lo posible y así mejorar las condiciones en las que desarrollamos nuestro trabajo.

En esta unidad veremos cómo podemos mantener actualizado nuestro sistema operativo y disco duro teniendo en cuenta también la memoria RAM y el disco duro y, por último, cómo hacer frente a una posible recuperación del sistema.

¿En qué consiste el mantenimiento del sistema operativo?

Los sistemas operativos (SO) de nuestros equipos sufren deterioro con el paso del tiempo, volviéndose lentos, inestables y vulnerables. El mantenimiento del SO consiste en las tareas de prevención y reparación de daños en el software, así como la optimización del funcionamiento del sistema.
Principales beneficios de un correcto mantenimiento:

Inicio de sesión más rápido.
Mejora la integridad de los datos, aumentando la estabilidad.
Menor consumo de recursos del sistema. Más espacio en disco y mejor gestión de la memoria.
Protección contra virus y malware.
Menor consumo energético.

Problemas de memoria y disco duro.PLK - Pablo Lopez Kazelian

Existen diferentes situaciones que pueden provocar problemas en nuestro SO. Algunos problemas son causados por el uso normal del equipo, mientras otros son provocados por errores en programas, malas prácticas o ataques de virus.

  1. Fragmentación del disco duro: Es un problema de ordenamiento interno de los archivos, sobretodo en sistemas de ficheros FAT, FAT32 y NTFS (es decir en Windows). Como veremos más adelante estos problemas no se dan en otros sistemas operativos.
  2. Acumulación de archivos temporales: Con el uso normal de nuestro equipo, como navegar por Internet o desinstalar programas, se van acumulando archivos temporales y basura que ocupan el disco y ralentizan el sistema.
  3. Reducción de RAM disponible: Sucede cuando un programa no libera la memoria después de cerrarlo o debido a la fragmentación que ocurre con el uso normal al abrir y cerrar programas.

Problemas de software.

  • Drivers obsoletos: Al instalar controladores antiguos para un dispositivo o componente, pueden surgir problemas de compatibilidad, afectar al rendimiento o incluso dar fallos de pantalla azul.
  • Errores en el registro: El registro guarda información detallada de la configuración del sistema así como los cambios que realizamos. Al instalar y desinstalar programas pueden quedar residuos que afectan al registro.
  • Sobrecarga del inicio: En ocasiones se acumulan aplicaciones y servicios innecesarios, que están configurados para cargarse automáticamente al arrancar el equipo, ralentizando mucho el inicio del SO.
  • Programas redundantes o innecesarios: Además de ocupar espacio, el problema más grave es el consumo de CPU y posibles conflictos del sistema.

Problemas de configuración

  • Problemas de configuración de la tarjeta de red: Las pérdidas de velocidad en la conexión pueden deberse a muchas razones: problemas de la compañía, aplicaciones en segundo plano consumiendo ancho de banda, mala configuración del firewall entre otras, o a problemas de configuración de la tarjeta de red.
  • Cambios en los ajustes del SO: Bien sea al cambiar un ajuste del SO sin saber las consecuencias, o inconscientemente al instalar un programa que ha efectuado cambios, puede ocurrir que seamos nosotros mismos quienes dañemos el sistema.

Mantenimiento básico del sistema

Liberar espacio: En el normal funcionamiento del sistema se genera información residual como archivos temporales, registros de error del sistema o registros antiguos de programas, que ralentizan y perjudican el funcionamiento.

Windows 10 incluye un liberador de espacio en disco muy sencillo de usar. Desde el menú de Configuración, seleccionaremos Almacenamiento en el menú de la izquierda, y luego pulsaremos en Liberar espacio ahora.

MacOS Sierra y posterior permite guardar archivos en la nube e incluye una herramienta de optimización del almacenamiento desde el menú Apple, seleccionando Acerca de este Mac y pulsando en Almacenamiento.

Diagnosticar disco duro: Disponemos de diferentes herramientas que nos permiten evaluar las condiciones de nuestros discos duros. Windows incorpora la herramienta Comprobar disco que nos permite buscar sectores defectuosos y corregir errores.

Por su parte macOS permite reparar determinados problemas de disco a través de la Utilidad de discos.

Desfragmentar discos: Windows no guarda los datos en el disco de manera secuencial, sino de forma no contigua, creando espacios sin información, y fragmentando la información.

En macOS y Linux la fragmentación es tan pequeña que no es necesario realizar el proceso de desfragmentación.

Reparar el registro: La herramienta Comprobador de archivos de sistema es una utilidad de Windows que busca archivos corruptos del sistema y los reemplaza con una buena copia del archivo. Para ejecutarla deberemos abrir símbolo del sistema (Ejecutar como administrador).
En la ventana del símbolo del sistema, escribiremos el comando sfc /scannow para escanear el sistema y luego pulsar Enter.

Una aplicación interesante, gratuita para MacOS y Windows, es Ccleaner, que permite mejorar el rendimiento del sistema operativo mediante la eliminación de los archivos innecesarios y entradas inválidas del registro. Otra aplicación que sirve tanto para Windows, como para Linux incluso también para MacOS es BleachBit.

MacOS funciona de forma diferente. Los archivos asociados al programa desinstalado se eliminan de forma automática del sistema de perfiles (registro) para evitar posibles conflictos del sistema. No obstante se recomienda utilizar la aplicación Utilidad de Disco en la sección de Utilidades para reparar los permisos del disco.

Estas son otras acciones que no debemos olvidar para mantener optimizado nuestro sistema:

  • Mantener actualizado el Sistema Operativo (SO).
  • Actualizar controladores.
  • Actualizar el antivirus y escanear el equipo regularmente.
  • Desinstalar programas innecesarios.
  • Comprobar la configuración del sistema.
  • Realizar copias de seguridad.
  • Crear puntos de restauración.

Mantenimiento automático.

Windows 10 incorpora un sistema de mantenimiento automático que permite:

  • Actualizar aplicaciones y otros programas instalados desde la Tienda de Windows.
  • Ejecutar Windows Defender.
  • Realiza diagnósticos del sistema.
  • Limpiar el disco, etc.

La mayoría de estas tareas se ejecutan cuando el sistema está inactivo durante un tiempo. No obstante podemos cambiar la hora programada del mantenimiento automático o lanzarlo de forma manual, acudiendo al panel de control, seleccionando Seguridad y mantenimiento y en la siguiente ventana desplegando la opción Mantenimiento.

En un tema anterior ya hemos visto como es el mantenimiento automático tanto en macOS como en Linux, pero aquí os damos algunas recomendaciones.

Recomendaciones para mantener MacOS.

  • Reparar permisos: Cuando desinstalamos programas, los permisos quedan almacenados en el sistema y a veces pueden provocar problemas. De vez en cuando revisaremos esto accediendo a Utilidad de discos, seleccionaremos el disco, pulsaremos en Primera ayuda, esperaremos a terminar el proceso y finalmente reiniciamos.
  • Reparar el disco: Podemos hacerlo desde Utilidad de discos iniciando desde un DVD o USB de instalación del sistema.
  • Revisar los programas de inicio: Es bueno revisar qué programas se están cargando en el arranque y quitar los que no sean necesarios. Puedes ver las aplicaciones que arrancan automáticamente en las Preferencias del Sistema, dentro del panel Usuarios y Grupos y en la pestaña Ítems de Inicio.
  • No superar el 90% de la capacidad del disco duro principal.
  • Eliminar los archivos de preferencias de las apps que estén fallando. Se pueden eliminar manualmente accediendo a la carpeta Librería/Preferencias o con un programa como AppZapper o Trashme.

Recomendaciones para mantener Linux.

Aunque Linux es un sistema por lo general con menos problemas de mantenimiento y malware que Windows, hay algunas tareas mínimas que se recomiendan:

  • Revisar la salud de los discos: Esto lo podemos hacer instalando programas como Smartmontools o Gnome Disks.
  • Hacer respaldos: Podemos usar Aptik Migration Utility que permite migrar todos los ajustes, datos, aplicaciones, temas, iconos, directorios, repositorios, etc.
  • Mantener actualizado el sistema.
  • Liberar espacio. Se recomienda dejar libre al menos un 20 o 25%.
  • Eliminar los programas que no utilices.
  • Limpiar elementos almacenados en los navegadores.

Mantenimiento automático.

Glary Utilities es una aplicación gratuita para Windows que nos permite llevar a cabo todas las tareas de mantenimiento básicas con un solo un botón. Permite limpiar el registro, eliminar Spyware, reparar el disco duro, borrar datos de privacidad, limpiar archivos temporales y optimizar aplicaciones de inicio.

Para macOS contamos con Magican, un programa gratuito de mantenimiento completo que nos permitirá escanear el sistema, limpiar archivos, y optimizar recursos.

Monitorización del rendimiento.

Administrador de tareas de Windows

PLK - Pablo Lopez Kazelian

 

El administrador de tareas nos permite saber qué aplicaciones tenemos en funcionamiento  y cuánto consumen. Nos informa del % de CPU, memoria RAM, disco duro y red que está utilizando cada una de las aplicaciones en ejecución.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monitor de actividad de macOS

PLK - Pablo Lopez Kazelian

 

El Monitor de actividad es un administrador de tareas que nos permite ver cómo las apps y otros procesos afectan a la CPU, a la memoria, a la energía, al disco y al uso de red.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mantenimiento del disco duro.

¿Qué es un disco duro?

El disco duro es el dispositivo del sistema de memoria del ordenador que usamos para almacenar todos los programas y archivos. El sistema operativo se encarga de organizarlo y permitir el acceso a la información. La mayoría de los sistemas utilizan el concepto de archivo, o fichero, que se organizan en carpetas y subcarpetas, aunque cada Sistema operativo usa su propio sistema de ficheros.

Los sistemas de archivos o ficheros lo que hacen, fundamentalmente, es almacenar los archivos que tenemos en un disco. Dependiendo del sistema operativo que utilicemos tendremos un sistema de archivos diferente, como puede ser NTFS para Windows, ext4 para Linux o HFS+ para macOS, entre otros.

Características de los discos duros.

  • Capacidad de almacenamiento: Teniendo en cuenta que la unidad básica de información utilizada por un ordenador es un byte, la capacidad de almacenamiento se suele medir en Megabytes (1 millón de bytes), Gigabytes (1.024 MB) o Terabytes (1.024 GB).
  • Velocidad de transferencia: Esta define la cantidad de información que es capaz de leer o grabar por segundo el dispositivo, es decir, la cantidad de megabytes que el disco lee o escribe cada segundo. La velocidad dependerá del tipo de disco que se utilice y de las especificaciones técnicas del equipo en el que se utilice.
  • Latencia: Es el tiempo, en milisegundos, que tarda un disco duro en localizar un dato. Podemos saber qué latencia tiene un disco mirando la especificaciones técnicas del mismo.

Un buen disco duro dispondrá de una latencia lo más baja posible y una velocidad de transferencia lo más alta posible.

Tipos de discos duros.

Según su tecnología interna:

  • Magnéticos o discos rígidos: Almacenan la información usando campos magnéticos.
  • Estado sólido (SSD): Se han convertido en un componente muy importante para el rendimiento del ordenador. El SSD es uno de los componentes que más afecta al rendimiento general del ordenador: sistema operativo, ventanas, aplicaciones, etc. Todo, en general, cargará con mucha más rapidez.

Según su localización:

  • Internos: Se encuentran en el interior del ordenador.
  • Externos: Los discos duros externos se conectan al ordenador través de una conexión USB.

Comprobación del disco.

Hacer el diagnóstico del disco duro regularmente ayuda a comprobar errores de este, así puedes reparar tu disco duro a tiempo para un mejor rendimiento del equipo.

  • En Windows: Abriremos el explorador de archivos y seleccionaremos el disco duro que queremos revisar. Accedemos a la pestaña Propiedades, Herramientas y Comprobación de errores terminando con examinar unidad.
  • En macOS: Accederemos a Utilidad de discos seleccionaremos el disco en la lista de la izquierda y pulsaremos en Información. Si aparece algún mensaje indicando un fallo irreparable, debemos hacer una copia de seguridad. Si no hay fallos podemos intentar repararlo.

Optimización de la memoria RAM.

¿Por qué es importante la memoria RAM?.

PLK - Pablo Lopez Kazelian

RAM significa Random Access Memory, es decir memoria de acceso aleatorio. Es un módulo temporal de almacenamiento de datos. Pierde los datos una vez que se apaga el equipo pero proporciona lectura y escritura rápida.

Es un componente muy importante ya que es la responsable de almacenar todas las instrucciones que la CPU (Unidad Central de Procesamiento) tiene que
ejecutar. Nuestro equipo no sería capaz de ejecutar todas las instrucciones accediendo únicamente al disco duro.

Ajustes de RAM y de la memoria virtual.

En ocasiones la carga de procesos innecesarios puede saturar nuestra RAM. Para optimizar su uso se pueden usar programas gratuitos como CleanMem o RAMRush para Windows, Memtest86+ para Windows y Linux, y Xcode o Memory Clean para macOS.

Si nuestro equipo tiene ya unos años y empieza a ir más lento, podemos mejorar su rendimiento aumentando la memoria virtual del sistema. Cuando Windows 10 consume toda la memoria RAM disponible, pasa a usar la memoria virtual que viene del disco duro.

Para modificar el tamaño de la memoria virtual podemos acceder al Panel de control. Podemos probar inicialmente aumentando 1000 o 2000 MB, que equivale a 1 o 2 gigas extra de RAM virtual.

Opciones de recuperación del sistema operativo.

Opciones de recuperación.

Nuestro sistema operativo puede ralentizarse debido a un conflicto con un programa o controlador, que suele solucionarse desinstalando dicho programa. Cuando esto no es posible, nos queda la solución de recuperar el SO.

Existen varias opciones de recuperación (Cual y cuando?):

  1. Restaurar desde un punto de restauración: El equipo no funciona bien y hace poco has instalado una aplicación, un controlador o una actualización.
  2. Restablecer el sistema: El equipo no funciona bien y ha pasado algún tiempo desde que instalaste una aplicación, un controlador o una actualización.
  3. Usar una unidad de recuperación: El sistema no se inicia o no arranca el sistema de recuperación

Restaurar desde un punto de restauración.

En Windows los puntos de restauración se generan semanalmente y al instalar una nueva aplicación, controlador o actualización de Windows, o cuando se crea manualmente un punto de restauración. La restauración no afecta a los archivos personales, pero quita las aplicaciones, los controladores y las actualizaciones que se hayan instalado después de crear el punto de restauración.

Para crear un punto de restauración podemos pulsar con el botón derecho en Equipo y escogemos la opción Propiedades. En el panel izquierdo encontraremos la opción Protección del sistema. Después de pulsar en Crear, le daremos un nombre a ese punto de restauración.

Recuperar un punto de restauración: Antes de iniciar la restauración debemos reiniciar el equipo.

En MacOS usaremos Time Machine tanto para hacer copias de seguridad como para restaurar nuestro equipo. Una vez configurado Time Machine, realizará una copia de seguridad cada día del último mes y cada semana de los últimos meses.

Para recuperar el sistema debemos mantener pulsado Comando-R inmediatamente después de que el equipo se reinicie y mantenerlas pulsadas hasta que aparezca el logotipo de Apple y la ventana de utilidades con estas opciones:

  • Restaurar desde una copia de seguridad de Time Machine.
  • Reinstalar macOS.
  • Obtener ayuda en línea: Utiliza Safari para navegar por Internet y buscar ayuda.
  • Utilidad de Discos: Utiliza Utilidad de Discos para reparar o borrar el disco de arranque u otro disco duro.

Restablecer el sistema.

En Windows puedes elegir si deseas conservar los archivos o quitarlos.

Acudiremos a Configuración > Actualización y seguridad > Recuperación> Restablecer este PC > Comenzar y elige una opción:

  • Mantener mis archivos.
  • Quitar todo.
  • Restaurar la configuración de fábrica.

En MacOS entraríamos como hemos descrito anteriormente y seleccionaríamos Reinstalar MacOS.

Usar una unidad de recuperación.

Si el sistema no se inicia y disponemos de una unidad de recuperación, podemos conectarla y encender el equipo. Elegiremos la opción Solucionar problemas. Nos dará a elegir entre restaurar desde un punto de restauración o restablecer el sistema.

En MacOS también podemos usar un disco de arranque externo (que deberemos haber creado previamente) en caso de que no consigamos arrancar el sistema de recuperación.

 

Y asi damos por finalizado este mini curso rapido, intencivo y para principiantes.

 

Por Pablo Lopez Kazelian.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *